Arriba

 

1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909

 


Os presentamos una pieza muy importante en el mundo de la medicina, de la radiología concrétamente. Se trata del Primer aparato de Rayos X portátil, fabricado por la empresa española Laboratorio Eléctrico Sánchez en al año de 1909. Su inventor, Mónico Sánchez, procedía de una familia muy humilde de Piedrabuena, provincia de Ciudad Real. Tengo que remarcar la importancia de este aparato y especialmente la apasionante y fascinante vida de un hombrecito de un pequeño pueblo de la España rural de finales del siglo XIX y como  su talento le hizo codearse con Tesla y Edison y regresar de Estados Unidos millonario y respetado.

Antes de comentar algunos detalles de la vida de Mónico os presentaremos al aparato de rayos X portátil. Se alberga en una caja en madera de roble con cierres fabricados por una empresa americana (se los trajo de USA). Es una aparato compacto, de reducidas dimensiones y de unos 10 kilos de peso. Desconozco como funcionaba para la caja lleva unos bornes de latón donde se acoplaba a la red eléctrica. Tiene un interruptor y una bovina de Runkford. En el lado izquierdo se coloca una esfera de latón conectado a una manguera con un cable en su interior de color rojo. desconocemos como funcionaba pero en internet podéis ver fotos de Mónico sánchez con el aparato portátil de rayos X y una especie de bombilla y un visor. El paciente colocaba por ejemplo una mano entre el visor y la bombilla de rayos y se podía visualizar en la placa. El maletín se conserva completo y en muy buen estado. Apenas se conservan ejemplares en el mercado y de los dos que hemos encontrado este es el mejor conservado, el más completo y el más económico. Supone un pedacito de la historia de la radiología española.

HISTORIA:
Monico Sánchez nació en 1880. Fue un niño pobre en la España rural donde gran parte de la población era analfabeta. Alentado por un profesor, Mónico marcho a Madrid en 1901 con los pocos ahorros de que disponía, para estudiar ingeniería eléctrica, sin ni siquiera tener el bachillerato elemental. Pero por unas huelgas estudiantiles se encontró con la escuela de ingenieros cerrada.
Decidió entonces, estudiar a distancia un curso de electrotécnia impartido a distancia desde Londres por el ingeniero Josep Wetzler. Curiosamente, Mónico no sabía ni una sola palabra de inglés, pero su decisión y pasión por la electricidad hicieron que aprendiera el idioma en unos meses. Pensad cuantos españoles hablarían inglés en 1901. Tras tres años de duro estudio, Mónico decidió emigrar en 1904 a Nueva York y comenzó a trabajar como delineante. Poco despues comenzó estudios de electricidad en la Universidad de Columbia.
En aquella época, Estados Unidos viví entre la corriente continua de Edison (General Electric) y la corriente alterna de Tesla (Westinghouse). Mónico Sánchez fichó como ingeniero de la Van Houten and Ten Broeck Company, dedicada a la aplicación de la electricidad en los hospitales. Allí, aplicando algunos avances de Tesla, consiguió su gran invento: un aparato de rayos X portátil de unos 10 kilos de peso frente a los 400 kilos de un aparato de rayos de un hospital. Supuso el poderse utilizar este instrumento como herramienta médica de campo y la Primera Guerra Mundial estaba a la vuelta de la esquina.
Mónico ya era un ingeniero respetado y conocido en estados Unidos y Frederick Collins, un investigador en la telefonía sin hilos le compró su aparato por 500.000 dólares de la época, convirtiéndose en un hombre rico.Ya en 1909 Mónico participaba en ferias de la electricidad y lo podemos ver junto a su aparato de rayos X portátil entre los stands de Tesla y Edison.

En 1912 y a la edad de tan solo 32 años, Mónico decidió regresar a España, a su pueblo natal de la provincia de Ciudad Real convertido en un hombre rico y montar en 1913 el Laboratorio Eléctrico Sánchez y convertir su pueblo en un centro tecnológico de gran importancia.
El problema es que Piedrabuena carecía de electricidad, así que decidió montar una central eléctrica. Si si, así de claro. Sin duda fue un innovador, un emprendedor de principios del siglo XX, un hombre que marchó a Nueva York sin saber poco antes una palabra de inglés, un hombre con talento que después de hacer fortuna decidió regresar a sus origenes para hacer la vida de los suyos algo más cómoda.
Murió en el año 1961, no sin antes pasar ciertas dificultades económicas en el final de su vida. A su muerte su empresa cerró sus puertas. Hoy en día algunos de sus inventos pueden disfrutarse en el Museo de la Ciencia de Madrid, o bien adquiriendo este aparato de rayos X del gran Mónico Sánchez. Un personaje sin duda, admirable.




 

Antigüedad: 1909

Medidas: 44x22x21 cm

Estado: Muy bueno

Referencia: 1000

 

Precio: 0.00€

 

IVA Incluido. (Este producto incluye PORTES gratuitos)

 

Reservado

 

1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909

 

 

Imágenes 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909

 

  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25839
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25838
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25846
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25845
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25844
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25843
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25842
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25841
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25840
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25837
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25836
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25835
  • Imagen 1º APARATO DE RAYOS X PORTÁTIL AÑO 1909 25834

 

Antigüedades similares

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Debe aceptar el uso de cookies. OK Más info.